El receptor de Puerto Rico y de los Cardenales de St. Louis, Yadier Molina, se convirtió en el primer jugador en la historia de la MLB en llegar a los 2,000 juegos atrapados detrás del plato vistiendo el mismo uniforme.

Yadier, se encuentra en el sexto lugar histórico de receptores con más partidos disputados detrás de Iván Rodríguez (2,427 juegos), Carlton Fisk (2226), Bob Boone (2,225), Gary Carter (2.056) y Jason Kendall (2.025), pero es el único que lo logra jugando para un solo equipo y dicha cifra seguirá aumentando.

Las cifras marcan que desde el debut de Molina en Grandes Ligas, el 3 de junio de 2004, Yadi ha participado al equivalente al 77% de los partidos disputados de los 2.608 partidos de la temporada regular de St. Louis, por su franquicia.

Molina está en su temporada número 18 en las Grandes Ligas, todas con St. Louis y se encuentra cada vez más cerca de ser un inmortal del prestigioso Salón de la Fama de Cooperstown cuando llegue el retiro de su carrera.