Una historia conmovedora, tierna e interesante. Te hace recordar esos primeros amores de la escuela, que parecen imposibles y que siempre estuvieron «A dos centímetros de ti» pero nunca se dijeron nada. Con la pregunta insistente y dudosa: «Y si quedamos como amigos».

Tiene un toque interesante de referencias de películas, series y música. Hasta puedes aprender detalles de los irlandeses y otros personajes, comprender las emociones de los jóvenes y entender que tener 13 o 14 años no significa que no puedas o sepas amar.

Este relato de ediciones Alfaguara, febrero 2014, puede servir como atractivo hacia la lectura para los jóvenes e ir motivando de a poco a adentrarse en este mundo.

 

“A dos centímetros de ti” logra hasta ser un poco desesperante si nos adentramos en la historia que se lee, porque de alguna manera u otra, logra conectarnos con esa realidad de nuestros primeros amores, en la escuela, en la zona de nuestras casas, quien precisamente era nuestro mejor amigo.

¡Avísanos cuando lo leas!, y recuerda que como dice Macallan “tienes que admitir que la vida es más interesante con un poco de drama”.

- Publicidad -