En sociología la solidaridad se refiere al sentimiento o actitud de unidad basada en metas o intereses comunes; es un término que refiere a ayudar sin recibir algo a cambio con la idea de lo que se considera correcto.

Esta une a las comunidades, movimientos y familias. Quizás se parezca un poco al altruismo y es por esto que no es un deber o una obligación, debe nacer así como nace la empatía, el amor o cualquier otro, pero, si es muy importante a la hora de construir relaciones, ya sean amistosas, laborales o amorosas ponerla en practica.

Cosas que podemos hacer si somos o queremos ser solidarios:

  • Ayudas humanitarias.
  • Recolectar comida, ropa o medicinas para personas necesitadas.
  • Desprendernos de algo para darlo a otros.
  • Escuchar activamente a otras personas.

“El que da un gran servicio recibe una gran recompensa”
Elbert Hubbard.

La recompensa que queremos recibir cuando somos solidarios desde el corazón, no es material o económica, es simplemente reciprocidad.

Hay situaciones en las que las comunidades o las personas ponen en acción la solidaridad y no necesariamente porque siempre lo hayan hecho, por ejemplo: Catástrofes naturales, enfermedades, donaciones, etc. Ser solidario también significa ser capaz de ponerse en lugar de los demás para de esa forma poder entenderlas y ayudarles, no es solo preocuparse, es llevar muestras preocupaciones a la acción.

Es bueno enseñar el valor de la solidaridad a los niños desde pequeños y la mejor forma de hacerlo es con el ejemplo, eso hará que la familia sea mas unida, ya que se preocuparan unos por otros y se ayudaran. La colaboración mutua y genuina es muy importante para las familias  y es allí donde se aprende este y todos los demás valores.

Como padres enseñemos a nuestros hijos a ser solidarios y estaremos beneficiándonos también de esa enseñanza.

El gran efecto que hará esto en tu familia es que hará que todos se escuchen con atención e interés, se abre campo a la disposición y a la ayuda.

Fomentemos valores en nuestros hijos, aprendamoslos nosotros si no nos los inculcaron. Absolutamente todos los valores son importantes y necesarios para llevar una vida mental y social mente sana.

Que este nuevo año traiga a tu vida a gente solidaria con quien puedas compartir una amistad genuina, sana y muy solidaria.

¡Que tengas un Feliz y Prospero año!

- Publicidad -