Pensándolo un segundo, ayer fue un día interesante.

No sé si recuerdas que te dije que estar en cuarentena y sin salir de casa, no era una competencia de quién lee más, hace más cursos o inventa más, lo sostengo.

Pero cariño, déjame decirte que una de las mejores cosas que he hice fue leer un libro, uno que quise y presté. Te hablo de Becoming o Mi Historia  de Michelle Obama.

Desde que supe que saldría lo quise. Lo conseguí en un día que creo que no pudo ser mejor, con todo lo que me pasaba ese día. No me arrepiento de cada página leída, de cada lágrima y de cada sensación que te produce darte cuenta de que no estás solo y de que tú historia es compatible con otras.

De este libro me he quedado con muchas cosas y tras el documental de la gira, que hoy está en Netflix bajo el mismo nombre (y que he visto tres veces como si fuera la primera), enterarme de que una dominicana hace la voz en español del audiolibro y otras cosas, tengo dos canciones marcadas: Girl on fire de Alicia Keys y una de línea religiosa (que creo que la melodía me atrapa demasiado) A God like You de Kirk Franklin. Dale play.

En fin, te lo dejo de tarea. Y te aviso que una de las cosas a las que nunca puedes fallarle y que debes revalorizar en estos días de pandemia, es la amistad. La real y leal: no falla.

Y por eso estoy aquí para ti.
Hablamos horita.
Un abrazo.

Con cariño, Franco.

- Publicidad -