Salud y Deporte son dos conceptos que van de las manos y que han sido asociados desde tiempos muy remotos. Ambos son objeto de estudio de diferentes especialistas y todos llegan a la conclusión de que la salud y el deporte llevan una relación íntima.

El ejercicio físico incide positivamente no solo en el aspecto físico, sino también en el mental.

Las personas que practican deportes con consistencia saben bien que esas prácticas les permiten adquirir resistencia muscular, estar más flexibles, sentirse bien con su imagen corporal y lo más esencial, estar más satisfechos y felices. Los especialistas en materia de la psique recomiendan la actividad física, haciendo hincapié en el optimismo y la flexibilidad mental que ello produce.

Son inmensos los beneficios de la actividad deportiva que pueden desarrollar los individuos que lo practican. La práctica deportiva, disminuye la frecuencia cardíaca de reposo, aumenta la cantidad de sangre y estimula la circulación del músculo cardíaco.

En el campo de la psicología, el deporte eleva la sensación de bienestar y disminuye el estrés mental, disminuye la ansiedad y mejora los problemas relacionados con la depresión.

La actividad física ayuda a la reducción de la presión arterial, aumenta la circulación en todos y cada uno de los músculos, previene la aparición de infartos y trombosis y optimiza el funcionamiento de las venas.

Cada día que pasa la actividad deportiva se convierte en un aspecto fundamental para la subsistencia de los seres humanos, crear una rutina de actividad física tomando en cuenta la edad, condición física y motivaciones; de esa forma se pueden prevenir inoportunas lesiones o cualquier otro efecto hostil sobre la salud.

- Publicidad -