Para iniciar debemos considerar lo siguiente: cómo llegó a mi casa, apartamento u oficina, esta cantidad de cosas que ahora no sé dónde colocar, qué hacer con ella? Pues viene dada por las compras que muchas veces hacemos sin necesitarlas, o muchas cosas que conservamos por si en algún momento las volveremos a utilizar, lo más confuso es cuando nos preguntamos, tengo más de seis meses con este pantalón y  no me lo pongo.

Muchas veces nos llenamos de bienes materiales  que no necesitamos o que ya cumplieron su vida útil con nosotros, qué debemos hacer?

Donar cosas que estén aún en buen estado, siempre que estén en buen estado y que no vayamos a utilizar; porque la idea de donar es que quien reciba pueda hacer uso de esa pieza y le ayude a satisfacer una necesidad.

Podemos almacenar aquello que en un tiempo no mayor de tres meses estaríamos utilizando nuevamente;  en el caso de aquellos países y ciudades donde el clima cambia de manera significativa por estación,  es posible conservar las ropas y utensilios requeridos para esos cambios de temperaturas.

Para conservar ropas y elementos en un área creada para esto, es importante tomar en consideración la forma de guardar y mantener, de modo que no se vea afectada por la humedad o por insectos que puedan dañar lo almacenado o conservado. Para evitar la humedad, en el mercado existen productos de alta efectividad y también cajas de materiales especiales para estos fines, que no dañan el medio ambiente ni la mercancía que se está almacenando.

En las redes sociales podrás encontrar cuentas relacionadas con este tema que te ayudan a organizar tu espacio, y lo mejor es que esto te hace sentir feliz y productiva. Puedes encontrarlas con las etiquetas de organizar espacios, almacenar, conservar, reciclar, reusar, entre otras.

- Publicidad -