La prevalencia de los desórdenes alimenticios en niños y niñas con TEA es elevada, muy elevada, según las últimas revisiones podemos hablar que este tipo de desórdenes se presentan en alrededor del 90% (Kodak & Piazza, 2008) de los niños y niñas con TEA, desde casos muy severos a desordenes leves.

Alrededor del 70% de los casos son considerados como hiper selectivos (Twachtman-Reilly, Amaral & Zebrowsky, 2008). Los cuadros ante los que nos podemos enfrentar son diversos pero con consecuencias similares: desde hiper a hipo sensibilidad; hiperselectividad, problemas de masticación; bajo tono muscular maxilofacial; problemas sensoriales; problemas digestivos; estreñimiento; diarrea; alteraciones producidas por la medicación; ansiedad; intolerancias y alergias; halitosis; aerofagia,…, sin contar que muchos de estos problemas pueden aparecer de forma simultánea, o unos ser consecuencia de otros.

Pero finalmente nos encontramos con cuadros que afectan directamente a la salud del niño que presenta estos desórdenes de la alimentación, en muchos casos estos desórdenes pueden crear problemas muy serios que incluyen el ingreso hospitalario del niño.

¿En tu hogar hay algún  niño o adulto con autismo? Cuéntanos tus inquietudes al respecto, estamos en la disposición de ayudar.
- Publicidad -