Confort, alivio del estrés, afecto, son algunos de los sentimientos que recibimos al dar y recibir abrazos. Sin contar los beneficios psicológicos que un simple abrazo puede aportar a nuestro sistema.

Desde 1986, cada 21 de enero se celebra el día internacional del abrazo, con la finalidad de que demuestre más el afecto en público entre amigos, familiares, etc. Kevin Zaborney, pensó en crear una festividad que le brindara a la ciudadanía una razón por la cual brindar afecto.

Pero algunos dirán que abrazar no es para ellos, pero cuando lean los beneficios de los abrazos serán unos tontos si no salen corriendo a abrazar a esos seres queridos que tienen cerca, aquí les compartimos algunos beneficios de dar y recibir abrazos;

  • Aportan protección: El ser humano es frágil por naturaleza y necesitamos sentirnos protegidos y los abrazos nos proporcionan esa satisfacción y sentimiento de seguridad.
  • Mejora el sistema inmune: al recibir o dar un abrazo nuestro sistema inmunológico se activa y favorece la creación de glóbulos blancos. Gracias a esto podemos prevenir muchas enfermedades y mejorar nuestras defensas cuando nos sentimos débiles.

  • Aumentan la serotonina y la dopamina: los abrazos y el contacto físico en general reducen la hormona llamada cortisol, la cual favorece el estrés y al reducir esta se aumenta la cantidad de serotonina y dopamina que darán sensaciones de bienestar y tranquilidad.
  • Salud cardiovascular: Según la investigadora de la Universidad de Carolina del Norte, Karen Grewen, los abrazos con las personas que amamos aumentan el nivel de oxitoxina tanto en hombres como en mujeres, y gracias a esta hormona recibimos grandes beneficios para la salud del corazón y el sistema cardiovascular.
  • Disminuye la demencia: los abrazos nos estimulan, nos dan tranquilidad y equilibran nuestro sistema nervioso, por esta razón desde temprana edad reduzcan el riesgo de padecer demencia.

  • La mejor cura contra la timidez: Permite a las personas tímidas entrar en confianza, ser más abiertos, espontáneos y seguros de si mismos.
  • Mejora el estado de ánimo: Cuando estas pasando por un mal momento en tu vida, los abrazos pueden ser la solución para sentir la felicidad. Al elevar la serotonina recuperamos nuestro buen estado de ánimo.

Pero, debido a la situación sanitaria que estamos atravesando el abrazo se ha hecho mucho mas esquivo y complicado, al menos para las personas que no conviven con nosotros. El miedo al contagio y las recomendaciones de las autoridades sanitarias han reducido al abrazo a la mínima expresión.

No obstante, te animamos a que manifiestes tu deseo de abrazar a tus personas queridas, familias y amigos, ya sea con un gesto o con palabras de cariño. Al menos hasta que podamos retomar esta costumbre tan sana.

Y recuerden que las palabras también abrazan, estos días la mejor manera de abrazar es demostrando el cariño a través de las palabras.

Un abrazo desde el corazón.

- Publicidad -