Amor es la palabra más importante en el idioma español, y la más confusa. Necesitamos amor antes de enamorarnos… y lo necesitaremos mientras vivamos.

Cuando tienes una relación amorosa, ya sea noviazgo o matrimonio, es importante que aprendas a satisfacer tus necesidades y las de tu cónyuge, que se conozcan, respeten las diferencias mutuas y sepan manejar mejor los conflictos.

Muchas personas, ponen excusas al decir que “yo soy así”, “yo no puedo cambiar” o “ella/el nunca cambiará”, sin embargo, tus actitudes, comportamientos y emociones pueden Mejorar. Para saber si esto es cierto, solo responde estas 2 preguntas: ¿Qué tanto deseas que tu relación continúe? ¿Estás dispuesto a aprender a hacer el trabajo y los cambios necesarios en ti para mejorar? Si la respuesta es Sí, al menos a una de ellas, pues ¡felicidades puedes cambiar!

En una relación “La finalidad no es buscar un culpable, sino más bien, soluciones”, sin embargo, desafortunadamente muchas personas se concentran más en encontrar a la persona indicada, en lugar de ser la persona indicada, por eso debes aprender a entenderte a ti, para entender a tu pareja.

 

Llena el tanque del amor

Entender los 5 lenguajes del amor y aprender a hablar, el lenguaje primario del amor de tu pareja puede influir de manera radical en su conducta. Las personas se comportan de manera distinta cuando tienen llenos su tanque del amor.

  1. Palabras de Afirmación

Es el lenguaje que se expresa al verbalizar palabras de ánimo, de apoyo, elogio o felicitación hacia el otro. No solo se trata de usar sobrenombres. Se recomienda usar frases directas, simples y contundentes. Por ejemplo: “que linda estas”, “felicidades, lo hiciste muy bien”.

  1. Tiempo de calidad

Vivimos en un mundo agitado que, mezclado con las vanidades, nos impide valorar el tiempo de calidad. Este lenguaje se manifiesta cuando la mejor inversión que haces en tu pareja es de tiempo, un momento para conocerse, escucharse y ser escuchados. Por ejemplo: conversaciones de calidad (mirándose a los ojos, sin celulares) o actividades de calidad (ver el amanecer, sentarse en un parque).

  1. Regalos

En una sociedad consumista como la que vivimos es común escuchar “Cuanto más regalo y más caros, mejor”, sin embargo, para los que tienen este tipo de lenguaje del amor coinciden con que, si el regalo es elaborado por la propia persona o comprado con esfuerzo tiene más valor, porque es una muestra de que la otra persona ha invertido tiempo esforzándose y pensando en ella. Por ejemplo: una carta escrita a mano, una flor encontrada en el camino, algo que la otra persona deseaba.

  1. Actos de servicios

Es el lenguaje que agrada a la persona cuando se le sirve o se le hace un favor, a través de actos que se realizan con especial cuidado, dedicación y con una sonrisa en la cara, no por obligación sino de manera generosa para ayudar al otro. Por ejemplo: cocinar, limpiar, arreglar cosas o desplazarse a sitios lejanos.

  1. Toque físico

El toque físico es la forma de comunicación más sencilla y directa ya que al utilizar el sentido del tacto les provoca seguridad, felicidad y les hace sentir amados y valorados. Este lenguaje es limitado por la imaginación y es más común en los hombres. Por ejemplo: acariciarse, tocarse, abrazarse, besarse y tener relaciones sexuales.

Compromiso

Descubrir el lenguaje principal de amor de tu pareja es importante si quieres mantener su tanque de amor lleno, pero primero asegúrate de que tu conoces tu propio lenguaje de amor, por igual que conozcas tu personalidad, fortalezas y las de tu pareja, manteniendo siempre el respeto, la comprensión, la confianza y la comunicación.

Sobre el libro y el autor

Gary Chapman es antropólogo y pastor en EEUU. Su primer libro sobre estos «5 lenguajes del amor», de 1992, vendió 10 millones de ejemplares en inglés y se tradujo a 50 lenguas. Se emplea en muchas terapias de pareja, también en el trabajo en equipo, con los hijos, en familia.

- Publicidad -