Usualmente al momento de pensar en administrar las finanzas personales en los últimos que pensamos es en los pequeños de la casa, pero este es un gran error, desde pequeños deben ser educados para el ahorro y el buen uso de los recursos, no solo monetarios, pero siendo estos los más importantes.

Veamos algunas recomendaciones para bien educar a los pequeños:

  • Lo más importante es enseñarles la diferencia entre necesidad y deseo, para de esta manera enseñarles los límites al momento de realizar algunos consumos.
  • Predica con el ejemplo, enséñale a tus hijos que igual que ellos tú también ahora de tus ingresos, mostrarles que los artículos, muebles, vacaciones, etc. son frutos de los ahorros realizados.

  • Enseñarle el valor de las cosas, que ellos aprendan a comprar en base al ahorro, que sepan las diferencias entre precio y calidad al momento de realizar sus compras.
  • Es importante que les enseñen que no solo se ahorra económicamente, que también se ahorra el agua, la electricidad, los utensilios escolares, etc.
  • Mostrarles que los ahorros deben ser en base a un objetivo, que no ahorren solo por ahorrar. Que lo hagan para darse un gusto, comprar algún aparato electrónico, etc.
  • Enseñarles a registrar los gastos para evitar las fugas económicas.
  • Creen planes de inversión, ensaña a tus hijos a ahorrar y luego que tengas una cantidad específica de dinero, muéstrales opciones de inversión para que aprendan a obtener ganancias de sus ahorros.

Recuerda, nadie debe conocerlos más que tú, crea planes de ahorros que sean atractivos para ellos.

- Publicidad -