Hace unos días he estado pensando en este tema “ser grato, dar las gracias” y llegó a mi mente una conversación con un ser de luz que tuve hace unos años. Él me dijo “sobrina, siempre, en todo momento y por todo hay que dar las gracias, es bueno ser gratos”. Y en ese momento comprendí la lección.

Es bueno dar las gracias a esos seres que nos llenan la vida de alegría, a esos que nos aman. ellos, nos aman sin importar que y no, no están obligados a amarnos, no están obligados a estar ahí para nosotros y siempre lo hacen.

Quizás pienses “es mi amiga, tiene que estar ahí”, pero, para llegar ahí, pasaron cosas y como quiera quiso amarte, darte esa oportunidad de ser parte de tu vida y que seas parte de la suya.

Dar las gracias no nos cuesta nada y es hermoso, es maravilloso saber que esa persona para quien fuiste útil se siente agradecido con lo que hiciste.

Da las gracias, a Dios por las cosas buenas y malas que llegan a tu vida, a tus amigos, a tu familia por soportarte en todo momento, a tus compañeros de trabajo, a la persona que le paso tu pasaje al conductor, a ese que te permitió cruzar la calle (son pocos, pero los hay), en fin ser grato, dar las gracias por todo.

 

Un abrazo y gracias por leerme.

- Publicidad -