Iniciar una vida saludable no es un proceso que nos lleve 30 días y mucho menos es algo fácil, tenemos hábitos que no son favorables para una salud óptima y una calidad de vida, que nos acompañan desde muy temprana edad y por lo tanto llevan un proceso de educación y reeducación, iniciar por pasos y hacerlo desde lo más pequeño es lo correcto.
Entonces, ¿Cómo iniciar?

Lo primero es conócete, quien no sabe quién es y por qué, no puede hacer cambios. Conocer tus gustos, conocer qué haces cada día, cuál es tu ritmo de comidas, tus rutinas de ejercicios, saber si tomas el agua adecuada para tu cuerpo y contextura física, el tiempo que manejas, los alimentos que siempre eliges y el porqué los eliges, etc.

Segundo, acéptate, sí, aceptar quién eres y por qué lo eres, cuando nos aceptamos asumimos los procesos de cambios que nos hagan ser mejor, es tan simple como, si hacías ejercicios dos veces por semana y aceptas que es poco para tu funcionamiento adecuado y para tener los resultados que necesitas, pues asumes que haciendo el cambio estarás mucho mejor.

Tercero, no hacer dietas, exactamente así, nadie puede vivir en dieta y restricciones toda su vida, lo que sí puedes hacer es asumir una alimentación funcional, consciente e inteligente con la cual proporciones a tu organismo los nutrientes necesarios para su correcto funcionamiento.

Cuarto, aprende, infórmate sobre todo lo concerniente a alimentación, busca ayuda de profesionales calificados y capacitados, asiste a talleres, conferencias, lee libros sobre el tema.

Dile no, a la perfección de los medios de comunicación.

Quinto, dile no a la perfección de los medios de comunicación, aquí sí mucha atención, en los últimos años hemos tenido aumento en todos los trastornos alimenticios, de ansiedad, depresión, baja estima… nos estamos dejando guiar por cosas irreales y al no poder alcanzarlas, la frustración nos hace sentir que somos incapaces, cuidado de qué nutres tu mente.

Sexto, muévete, para hacer ejercicios no es necesario estar en un gimnasio súper caro, ojo que nos han vendido eso por muchos años, bailar, por ejemplo, es uno de los ejercicios más completos que existen y lo puedes hacer en casa con tu pareja ý te sirve como un espacio de compenetración mientras te ejercitas, la idea siempre es buscar lo que te haga sentir cómoda y relajada Y CON ESTO DOY PASO AL ULTIMO CONSEJO.

Séptimo, bájale al estrés, de los mejores consejos que he recibido en mi vida es que el mundo no nació conmigo y no se acabará cuando yo muera, entonces lo inmediato es vivir y no sobrevivir; estamos en un mundo tan acelerado que creemos que debemos andar de prisa para que el tiempo nos dé, cuando la realidad es que al hacerlo acortamos nuestro tiempo. Respira, toma un tiempo para leer, para orar, para meditar, para reírte de todo y de nada…

Siempre recuerda que no hay un solo estilo de vida saludable, que lo más importante es tener calidad de vida y sumar salud a cada uno de nuestros días.

 

- Publicidad -