Es necesario que se tome el tiempo para conversar acerca de la educación financiera de la pareja

Aquí te compartimos algunos puntos que pudieran ayudarte a manejar la finanzas si tienes pareja:

  • Aprendan sobre el pasado y presente financiero de su pareja: Es recomendable que se tenga una conversación en la que ambos se sinceren, hagan un recuento del hábito de sus gastos, lo que deben, lo que tienen ahorrado en el banco y si tienen alguna inversión. Revisen todas las deudas (si las hay). Este puede ser un ejercicio que les evitará sorpresas si en un futuro inmediato desean asumir un compromiso financiero es decir obtener algunos préstamos para la compra de una casa o un vehículo.
  • Desglosen sus ingresos y gastos: Para un mejor manejo de los temas del hogar, elaboren un presupuesto y en el mismo detallen sus ingresos y gastos tal cual, desde el pago del salón o barbería hasta el botellón de agua que se compra en casa.
  • ¿Finanzas en conjunto o de manera separada? Esta es una pregunta frecuente que se hacen las parejas a la hora de casarse, para esto no hay respuesta correcta ya que dependerá de cada pareja.

Si ambos trabajan puede que tenga más sentido el tener un presupuesto individual (como cada quien tiene sus ingresos y gastos), y que solo se tenga en conjunto lo relacionado al hogar (pago de alquiler y de servicios) cada quien con un monto asignado para cada rubro. La opción que recomendamos es que las finanzas de la pareja sean 100% compartidas, esto sin importan quien gane más, así  el dinero que se obtiene, se ve como uno solo, por lo que el presupuesto puede ser uno solo, y al final cuando se cubran todos los gastos del hogar, se pueden asignar un monto que cada uno puede consumir como considere.

  • Vivir en pareja, un trabajo en equipo: En el matrimonio, tanto las decisiones como la planificación deben hacerse en pareja, no cada quien por su lado. Algunas metas como la compra de una casa, apartamento, toma de vacaciones al exterior, fondos de educación para los hijos (sin han determinado cuando los tendrían en caso de que aún no sean padres).

¡Determinen cuáles serán sus roles en términos financieros del hogar, conviértanse en una pareja financieramente inteligente!

 

- Publicidad -