Educar nuestros animales requiere de mucho tiempo, especialmente a nuestros gatos. Te presentamos los errores más comunes que se comenten al momento de educar los gatos.

Es posible que nos surjan algunas dudas al momento de adoptar un gato con respecto a su educación. Es natural, pues la educación de un animal es algo que necesita tiempo y dedicación.

Es habitual pensar que los gatos no necesitan educación, pero esto es un grave error. Sí, los minimos necesitan educación. Ellos necesitan saber las reglas del hogar y debes enseñarselas.

Aquí los errores más comunes que cometen las familias con sus gatos:

  • Pensar que los gatos se educan como perros

Como es de conocimiento masivo, existen más fuentes sobre el adiestramiento de los perros que de los gatos, por lo que es normal que pensemos que educar a un gato es lo mismo que educar a un perro.

Usualmente asociamos la imagen de una mascota educada con la imagen de un perro obediente.

Los felinos son animales silvestres y prefieren su vida solitaria e independiente, mientras que los perros se han adaptado a la estructura jerárquica de una manada para garantizar su supervivencia. Por ellos, es más fácil que ven a su tutor o dueño como su líder.

  •  Debes interesarte en ganarte su confianza.

Uno de los peores errores que pueden cometer al momento de domesticar un animal es pensar que no debes ganarte su confianza y crear un vínculo de amistad, pero por su carácter independiente y solitario es más difícil ganarse la confianza de los felinos.

Para que un gato te obedezca debes ganarte su confianza, ellos nunca te responderán los mandatos porque sí, para educar un gato, necesitas ganarte su confianza y mostrarle que la obediencia le ofrece muchos beneficios.

  • Creer que la violencia educa.

Anteriormente existía la creencia de que la violencia cumplía un rol educativo, gracias a Dios, hoy en día esto ha cambiado.

Mientras intenten educar a un gato con castigos y regaños, usted jamás conseguirá los resultados deseados. Además, maltratar al felino desfavorecerá su confianza con él. Para evitar esto, debemos emplear mucho esfuerzo en la educación del gato.

Si sigues estos consejos es muy difícil que tu gato tenga problemas al momento de su educación.

 

 

 

- Publicidad -