Photo by Engin Akyurt from Pexels

¿Te ha pasado que sientes que no puedes vivir sin algo o sin alguien? Que no puedes estar lejos de esa persona a la que “amas”, pero tampoco con ella, que serías o eres capaz de aguantarlo todo con tal de no ser abandonado.

Pues te cuento, eso se llama dependencia emocional y que no es sana para tu vida.

La dependencia emocional, es definida generalmente como un patrón persistente de necesidades emocionales insatisfechas que se intentan cubrir de una forma desadaptativa con otras personas (Castelló, 2000). Es una necesidad afectiva extrema, que una persona siente hacia otra. Por ejemplo, una mujer maltratada puede tener una dependencia hacia su agresor, aunque este la golpee o la maltrate verbal y psicológicamente ella probablemente vuelve a él.

Las dependencias no son solo hacia personas agresivas, si no que se da en cualquier tipo de relación, incluso relaciones familiares y de amistad.

Puede darse por situaciones económicas, como por conflictos emocionales. Una persona puede saber que depende de otra por ejemplo: “quiero dejarlo, pero no puedo sola con todo” o “es que él o ella paga las cuentas”.

A todos en algún momento nos ha pasado que dependemos de alguien, pero no en todos los casos es por una relación tóxica. Los niños hasta cierta edad dependen de mamá y papá, y es válido porque es una necesidad básica; pasa a ser algo tóxico cuando aún siendo mayores los hijos dependen emocionalmente de sus padres para todo y cuando los padres aún sus hijos se encuentran casados quieren continuar con el control.

La dependencia emocional se da tanto en hombres como en mujeres de cualquier edad.

¿cómo saber si soy dependiente emocional de alguien?

  1. Sus necesidades y gustos están siempre primero.
  2. Te hace sentir inútil, incapaz y no valora tus esfuerzos o conocimientos.
  3. Daña o interrumpe tu estabilidad.
  4. Siempre quiere tener el control.
  5. Es egoísta, todo es para él o ella/ todo se trata de él o ella.
  6. Te dice palabras humillantes delante de tus amigos o familiares.
  7. Te prohíbe hacer cosas que te gustan.
  8. Elige por ti.

Y así, muchas veces sin que la víctima se dé cuenta, poco a poco esta persona va ejerciendo poder sobre la persona dependiente y va empeorando cada vez más.

lizabeth Lail and Penn Badgley in “You“

Aquí unos tips que pueden ayudarte una vez sabes que eres dependiente emocional:

  • Lo primero, reconocer que te encuentras en una situación emocional dependiente y que te está haciendo daño.
  • Busca apoyo de las personas a quien realmente le importas (familiares y amigos).
  • Busca ayuda profesional, es necesaria.
  • ¡Eres fuerte y puedes liberarte de esto, solo decídelo!

Por eso, quiero recomendarte una serie sobre dependencia, se llama ¨You¨ y la puedes encontrar bien fácil en Netflix. Esta serie muestra claramente como una persona puede confundir amor con obsesión y dependencia emocional, que puedes caer en las garras de un agresor y ser tan dependiente que luego no encuentres la salida, que las relaciones no son perfectas, pero que no tienen que ser tóxicas. Alguien que te ama no te encierra en su mundo aislándote a ti del tuyo, quien te ama no mutila tu libertad, ni tus ganas de crecer.

Si eres dependiente en una relación debes saber que no estás solo o sola, que puedes buscar ayuda y que puedes salir de ahí.

Si conoces a alguien que esté pasando por esta situación, compartele el enlace, para que comprenda el daño que se causa a sí mismo.

- Publicidad -