Enclavado donde casi termina la Patria, en el Municipio de Capotillo, existe un espacio donde si uno afina el oido es posible escuchar el eco de las palabras y el taconeo de las pisadas de los hombres y mujeres que con sus hazañas y su heroísmo consolidaron el más grande proyecto histórico que nuestra nación haya emprendido en toda su vida: la Restauración de la República; la reafirmación de la Independencia Nacional.

El Grito de Capotillo, con las Voces de la Historia, resuena en nuestros oídos para recordarnos que tenemos una tarea inconclusa; para que no olvidemos que la Patria se construye cada día, todos los días. Esa tarea inconclusa es la consolidación de la Democracia y el mejoramiento de las condiciones de vida de cada dominicano y dominicana.

La Historia no nos perdonará la indiferencia con que hoy tratamos a quienes en 1863 y 1865 en Capotillo y Restauración lo dieron todo, incluyendo sus vidas, para que hoy nosotros podamos disfrutar de una bandera, un himno, una Patria Libre y Soberana.

Hoy cuando se inicia el Mes de la Patria llamamos a todos los dominicanos y dominicanas de buena voluntad a que honremos, como se merecen, a nuestros héroes, heroínas y nuestros monumentos nacionales para con ello decir: gracias porque por su sacrificio hoy llevamos con orgullo la nacionalidad dominicana.

Como reconocimiento a sus sacrificios y en pago a sus servicios patricios las presentes (y futuras) generaciones estamos obligados a rescatar del olvido a esos patriotas que lucharon, en forma heroica, para que hoy podamos mostrar con orgullo las sacras palabras que definen nuestro Escudo Nacional: Dios, Patria y Libertad.

Capotillo vive donde nace la Patria.

Viva la República Dominicana!!!

017: Anónimo

- Publicidad -