Llegan los días del ajetreo constante, de levantarse más temprano para preparar a los niños, el desayuno, la merienda, verificar el uniforme, etc. Y es importante que la familia descanse los pocos días que les quedan para que en el momento de iniciar las clases estén renovados y con pilas nuevas para poder aguantar la rutina que nos espera.

Aquí les compartimos algunas recomendaciones que deben tomar en cuenta al momento de iniciar las clases:

  • Adiós las pantallas:

Es importante que al menos una hora antes de dormir se apaguen todas las pantallas, si están acostumbrados a ver una película después o durante la cena, es el momento de apagar las pantallas y volver al dialogo familiar.

  • Cena liviana:

En la hora de la cena, lo apropiado es cenar tempano y ligero.

  • Hora de bañarse:

Dependiendo de las actividades que tengan los niños en el día, es importante que les envíes al baño antes o después de cenar, para que a la hora de dormir el sudor no sea un obstáculo para poder dormir rápido y descansar plenamente.

  • Temprano a la cama:

Es bueno que por lo menos una semana y media antes de iniciar las clases envíes a los peques de forma gradual más temprano a la cama, para que al momento de iniciar las clases no les sea tan pesado ir a dormir temprano.

  • Mantén el horario:

Como estamos acostumbrando a los niños a una nueva rutina es importante que mientras se acostumbran los horarios y rutinas elegidas por los padres no varíen incluso si es fin de semana, de esta manera ellos se acostumbraran más rápido y será menos cuesta arriba para todos.

Es muy importante tener presente que son niños, que los cambios drásticos no son buenos y ellos no lo entenderán, es oportuno explicarles la razón por la que hacen estos cambios y adaptarse la nueva rutina en familia.

- Publicidad -