En Foto: Jimena y Joan @merienbox; Fotografía: Elizabeth Cepeda Vestuario: @zippykidstore mochilas y loncheras: @sparklekidsrd

Este día puedes estar muy emocional al levar a tu peque al colegio y quieras demostrárselo a tu bebe. Es completamente normal que te sientas bipolar, que no sepas cómo reaccionar ante esta situación. Pero, aunque estés a punto de estallar debes guardarte esas emociones y no demostrarle a tu peque que igual que él estas nerviosa por esa nueva experiencia de vida.

Ese día él es el protagonista, es quien debe tener toda la atención, los padres deben estar preparados para reaccionar de la forma más apropiada y con una postura inquebrantable ante la reacción de tu hijo.

Es muy importante que ambos estén preparados y no ser muy optimistas ante las posibles reacciones de tu hijo, no debes pensar que será un día fabuloso, divertido, entusiasta, etc. Este punto es muy delicado, pues, si para tu bebe no es algo fabuloso, divertido y todo lo demás que le prometiste el estará defraudado y traicionado por sus padres.

Lo apropiado seria que invites a tu hijo a descubrir por si solo como es el Kínder, si le gusta, que él encuentre su actividad favorita, que se identifique con su grupo de estudio, que se identifique con su maestra, que el niño sepa que está ahí para aprender muchas cosas buenas que en casa no las aprendería de igual manera.

Es importante que te nutras sobre el kínder y sepas todo lo que se hace en ese curso para que estés al día cuando tu peque te haga alguna pregunta sobre los juegos o asignaciones que le asignan en su curso.

Cuéntale tu experiencia de tu primer día de clases, si no la recuerdas busca referencias y cuéntale cuales son los posibles escenarios, omitiendo la parte de los llantos.

Mantra anti lágrimas

Es primordial que te pongas en el zapato de tu peque, el siente que lo estas dejando, abandonando, etc, y es muy importante que no te enojes con tu bebe si empieza a llorar y no quiere quedarse solo (sin mami o papi), en un lugar desconocido para él.

No debes estresarte en este caso y las frases que nunca, pero nunca debes decirle a tu bebe son “hazme el favor de no llorar”, “no te da vergüenza llorar frente a todos”, en ese momento la vergüenza es lo que a él menos le importa, no le preocupa que nadie lo vea llorar, lo que verdaderamente le importa es que no quiere quedarse ahí solo y lo estas dejando. En ese momento debes ser lo más amoroso, amorosa del mundo, debes usar frases como “te amo y vuelvo en un rato”, “mi amor, debes quedarte y disfrutar”, etc.

No debes quedarte mucho tiempo en el cole cuando lo llevas, de esta manera él se hará mas rápido a la idea de que papi y mami no estarán aquí conmigo.

- Publicidad -