7 recomendaciones para hacer los cambios necesarios.

Todas las mujeres deseamos que los ambientes de la casa respiren armonía y tengan nuestra esencia delicada. Cuando pasamos mucho tiempo dentro de nuestra casa y no estamos cómodos, es porque sentimos los espacios discordantes con nuestro estilo, el hogar está incompleto sino representa tu personalidad, gustos y tu esencia.

Un factor que influye en nuestro estado de ánimo es la decoración del ambiente. Saber cómo ambientar propiamente nuestras habitaciones de la casa nos permite enfocarnos mejor, relajarnos cuando es necesario y encontrar la motivación para siempre mantener cada rincón acorde a nuestra naturaleza vivaz y alegre.

 

Mujer: algunas recomendaciones para lograr redecorar tus espacios:

  1. ¡No todo es rosado! No es necesario utilizar este color tan asociado a la mujer. Es más bien lograr equilibrio entre colores y detalles.
  2. Espacios coloridos, juega con el color blanco realzando con tonalidades de naranja, verde, amarillo y sus variaciones. La carga de color está asociada a la energía y efervescencia de las mujeres.
  3. Ilumina tus espacios apropiadamente. La decoración necesita una carga extra de luz que logre resaltar los colores y su brillo. Utiliza luz directa e indirecta. Lámparas centrales y pequeños focos de luz en lugares donde quieres hacer contraste de tonos y texturas.
  4. Los materiales deben denotar elegancia. El buen uso de materiales como:
  • Madera en tonos claros, para los pisos y muebles.
  • El papel tapiz en paredes de áreas sociales y cocina.
  • Las telas de fibras naturales, algodón, lino, seda y otras combinaciones para usar en cojines y cortinas.
  1. Utiliza las flores a tu favor, son un toque especial para crear ambientes femeninos. Uso del follaje y hojas en verdes de diferentes tonos, flores en varias tonalidades para combinar con los materiales y las telas.
  2. Juega con los accesorios, imprescindible utilizar accesorios como elemento diferenciador para complementar el espacio. Adornos en color blanco, dorado, madera y el uso de espejos ayudan a darle el toque femenino a tus espacios.
  3. Olvida los colores intensos, la oscuridad y la sobriedad no van con la luz que brilla dentro de nosotras, cuanto más oscura es la decoración de una habitación, menor es tu productividad y entusiasmo.

A jugar con la luz, el color y los complementos dentro de cada habitación de la casa, no sólo el dormitorio merece atención, increíblemente los espacios donde más tiempo pasamos son la cocina y el baño. ¡Que todos tus ambientes hablen bien de ti!

 

 

- Publicidad -