La pandemia por COVID-19 ha tenido un fuerte impacto en el deporte, la actividad física y la educación física, como lo han tenido también otros estamentos de la sociedad. Sin la alegría que siempre se vive en cada partido de la pelota invernal dominicana, se están jugando cada uno de los partidos enfrentándose a vivir la dura realidad que ha impuesto la era del coronavirus.

El COVID-19 ha provocado que los enfrentamientos se realicen a puertas cerradas ya que no se permite el acceso de fanáticos a los diferentes estadios de la República Dominicana evitando la propagación del coronavirus. Los diferentes equipos de la liga dominicana de béisbol, tomaron la iniciativa de colocar rostros de cartón que ocupan algunos asientos de las gradas para de esa manera disminuir la tristeza que se refleja por las transmisiones televisiva.

La Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana decidió recortar el calendario de 50 a 30 partidos, que los seis equipos disputan tradicionalmente en la fase regular. El calendario de la postemporada también sufrió modificaciones, pues en lugar de la ronda de todos contra todos de 18 partidos entre los cuatro clasificados para definir a los dos finalistas, esta temporada se definirá en series semifinales, al mejor de siete encuentros.

El equipo con el mejor récord en la ronda regular se medirá al equipo con el cuarto mejor récord, mientras que el equipo con el segundo mejor registro se medirá ante el tercero. La serie final, tradicionalmente disputada al mejor de nueve juegos, será también reducida al mejor de estos siete.

- Publicidad -