Hace once años cuando empezó el Universo Cinematográfico de Marvel (UCM) con Iron Man (2008), ya existían los dibujos y la inspiración del genio de las historietas o cómics: Stan Lee. El hombre que le dio vida a los personajes que han hecho reír, llorar y entristecer a 3 generaciones consecutivas que hoy se unen para darle fin a la historia de sus vidas y despedir hasta algunos de sus personajes favoritos.

¿Qué agradecer?, simple. El consejo que la señora Joan Boocock Lee (esposa de Stan) le dio de seguir dibujando e ir por sus sueños, esos que a través de la pantalla grande hoy son y fueron nuestros sueños y que hace mucho, fueron los de nuestros padres, tíos y hasta algunos abuelos, vistos desde páginas de papel.

Estamos hablando de 11 años de historia, 22 películas, más de 30 superhéroes (y me quedo corta), series, caricaturas, juguetes, universos paralelos, cada uno con su enfoque, desglose y enganche. Estamos hablando, como dicen los Hermanos Russo (Joe y Anthony) de “los mejores fans del mundo” que durante años hemos leído, visto y buscado, hemos debatido teorías sobre el desarrollo y el futuro de nuestros personajes, hemos llorado en las salas de cine, llenado nuestras casas de artículos promocionales, t-shirts para nuestros estrenos, vamos temprano a hacer filas, compramos en pre-venta, criticamos y hasta sentimos “luto”, cuando hay que sentirlo.

Estamos hablando de la obra maestra de Stan, que sin saberlo y sin estar en carne propia, en el mismo cielo, de seguro que lo vio y se siente orgulloso de lo que por cada uno de nosotros ha hecho el “Excelcior” desde hace tantos años. Gracias Stan por tus 95 años de vida en la Tierra.

Si no la has visto aún, la película que en su primer fin de semana de estreno ha roto récords de taquillas con USD$ 1.3 B de dólares, aún estás a tiempo y tarde.

¡Cuidado con los spoilers!, pero prepárate a reír, llorar, enmudecer y salir atónito del cine. Lleva a tu clan y compren poca comida.

Eso sí, pasa por todo el universo y revisa las 21 producciones que le preceden, observa los detalles, diálogos y todo lo que te parece irrelevante, porque lo volverás a ver. Y sí, hay cameo de Stan.

Así que, ¡Hacia arriba y adelante por la gloria mayor! (Stan Lee)

- Publicidad -