Llegó el verano y con el las vacaciones y sobre todo mucho sol. Es tiempo de disfrutar y compartir en familia sin olvídarte de cuidar tú piel.

A continuación, compartimos 5 daños que puede ocasionarte el exceso del sol, para que tomes precaución.

  1. Arrugas por fotoenvejecimiento: el exceso de sol hará que aparezcan tus primeras líneas de expresión y si ya las tienes, las profundizará.
  2. Deshidratación: se pierde la capacidad natural de retener agua en la piel y las células viejas se acumulan sobre las nuevas, creando una capa externa más gruesa creando como resultado una piel apagada sin brillo y áspera.
  3. Manchas: Las mancha, son la tercera causa que más preocupa después de las arrugas y flacidez. Suponen un claro síntoma de que la edad hace huella en nuestra piel, y están causadas principalmente por el sol.
  4. Falta de luminosidad: tu piel se verá apagada y sin brillo.
  5. Envejecimiento prematuro y poros abiertos: una piel que ha cometido excesos solares en verano presenta importantes daños estructurales y se acumulará el daño haciéndote ver envejecida, los poros se verán dilatados y tú rostro se verá casando.

 

 

 

 

 

- Publicidad -